Tratamientos

Área de la odontología que ha experimentado grandes cambios en la forma de enfocar nuestros tratamientos. Tiene como objetivo sustituir dientes perdidos mediante la colocación quirúrgica de un perno de titanio (implante dental) en el hueso maxilar o mandibular. Los implantes dentales pueden ser de diferentes tamaños, superficies y materiales; sobre ellos se diseñan las rehabilitaciones protésicas que van a permitir restituir las funciones masticatorias, fonéticas y estéticas del paciente.Hoy en día al colocar un implante dental, es posible recuperar uno o varios dientes fijos en condiciones que anteriormente estaba obligado al uso de prótesis removibles. También presta gran utilidad para los pacientes de más edad que han perdido todos sus dientes con gran reabsorción del hueso y por tanto no logran afirmar adecuadamente sus prótesis. Pues bien, a través de los implantes logramos estructurar bolas o una barra fijada, permitiendo con ésta afirmar las prótesis fuertemente, mejorando la capacidad de masticación y las relaciones sociales del paciente.

BLANQUEAMIENTO

Los resultados de los blanqueamientos en Santa Antonia han sido exitosos, con óptimos resultados, sin embargo, debemos dejar en claro que el resultado final varía entre un paciente y otro, y la duración depende de los hábitos del paciente.

Se preocupa de solucionar los problemas generados principalmente por las anomalías dento maxilares, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas, que busca la prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales, en definitiva busca alinear los dientes, logrando una función y estética adecuada.

CUOTA INICIAL DESDE  $100.000.-

Si deseas recibir mayor información, contáctenos a través de nuestro Whatsapp

Y no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales.

CIRUGÍA BUCAL

Consejo: Es muy conveniente controlar con radiografía entre los 16  a 18 años la presencia y posición de los terceros molares para determinar si es necesario extraerlos con fines preventivos o mantenerlos en boca y controlarlos cada cierto tiempo. Las principales complicaciones que pueden dar estas piezas es su retención (por falta de espacio o mala posición), infecciones, quistes, caries de los segundos molares.

Es la especialidad odontológica que está orientada a intervenir quirúrgicamente, ya sea las piezas dentarias, el tejido óseo o los tejidos blandos de la cavidad bucal y sus anexos.

Se ocupa de reparar las piezas dentarias que por fractura, caries u otras lesiones han sufrido algún daño. Se refiere a las preparaciones cavitarias y los distintos materiales de obturación, cubriendo también desde las incrustaciones metálicas y las amalgamas hasta los materiales más modernos. Durante los últimos años ha experimentado grandes avances por el uso de obturaciones estéticas y sistemas de blanqueamiento que ha derivado en toda una temática nueva que llamamos odontología estética.

RESTAURACIÓN CON RESINA SECTOR POSTERIOR

RESTAURACIÓN CON RESINA SECTOR ANTERIOR

CIERRE DE DIASTEMA (ESPACIO ENTRE LOS DIENTES) CON RESINA


CONSEJO 1: La mejor manera de mantener por muchos años sus obturaciones o “tapaduras” en buen estado, es mantener una buena higiene bucal, y por supuesto, en Santa Antonia lo ayudamos en esta labor.

CONSEJO 2: En determinadas situaciones, en la pieza dental quedará un material blanco color yeso (eugenato, fermin, coltosol,etc.), el cual es un material transitorio, que debe ser reemplazado por un material definitivo, por lo tanto es importante no perder la continuidad del tratamiento, pues incluso

podría llegar al fracaso de éste y perder la pieza dental.


A) Situación previa donde se observa gran lesión rodeando la raíz de la pieza.
B) Medición para determinar la longitud exacta del conducto de la pieza con ayuda de localizador apical.
C) Radiografía tomada antes de terminar el tratamiento y asegurarse que no hay problemas.

A continuación, un caso interesante:

1 Donde se observa una caries en apariencia poco avanzada.
2 Que, vista radiográficamente, infecta los conductos de la pieza.
3 La cual avanzó hasta llegar a afectar la zona donde nacen las raíces.
Situación que hace imposible tratar la pieza dental.
4 La infección genera daño en el hueso, provocando su reabsorción
5 Generando secreción de pus a través de la encía


Esta área es un apoyo a la actividad rehabilitadora, tratando las lesiones del conducto radicular o preparándolo para recibir un sistema de anclaje. Una vez que la pulpa se enferma o es dañada, se extrae; el espacio que queda se limpia y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el
tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido.

CONSEJO: El tratamiento de endodoncia requiere continuidad, no debe pasar mucho tiempo entre una sesión y otra, pues las infecciones podrían reactivarse. Abandonar el tratamiento podría traer como consecuencia la pérdida de la pieza dental o incrementar el costo de su tratamiento.

Esta especialidad se preocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de las encías y los tejidos que rodean las raíces de la piezas dentales, dándoles soporte.  La población chilena está envejeciendo, esto es una causa por la que estas enfermedades cada vez son más prevalentes

PROGRESO DE ENFERMEDAD PERIODONTAL Nótese la perdida de inserción de la raíz de la pieza(pérdida de hueso)


GRAN ACUMULACIÓN DE SARRO

GINGIVITIS ÚLCERO NECROTIZANTE EN PACIENTE ADOLESCENTE


FerulizaciónTratamiento hecho una vez logrado solucionar el cuadro previo de periodontitis, enfermedad que logró que las piezas dentales se soltaran. Tratamiento requiere gran compromiso por parte del paciente en mantener buena higiene bucal y controles periódicos con su dentista.


CASO DE AGRANDAMIENTO GINGIVAL SEVERO GENERALIZADO. SE REALIZÓ CORONA PROVISORIA DE ACRÍLICO EN ESPERA DE PONER IMPLANTE DE TITANIO.


Caso de sonrisa gingival (muestra mucha encía al reir) y corona corta. Nótese como alargaron sus coronas

CONSEJO: Los tratamientos periodontales son uno de los tratamientos que requieren mayor participación activa del paciente. Debe seguir al pie de la letra los consejos que le dé su odontólogo, principalmente en cuanto a higiene . Caso contrario, la posibilidad de fracaso es muy alta.

REHABILITACION CON CORONA CERÁMICA, RESTAURACION CON RESINA Y BLANQUEAMIENTO DENTAL.

Se preocupa de recuperar las piezas dentales perdidas y/o mejorar a través de sistemas protésicos los dientes que aún se puedan conservar en una boca. Existen dos ramas de esta especialidad: Rehabilitación con aparatología fija o rehabilitación con aparatología removible. Muy ligada a esta área se encuentra la implantología.

REHABILITACION CON CORONA CERÁMICA, RESTAURACION CON RESINA Y BLANQUEAMIENTO DENTAL.

Rehabilitación con coronas de cerámica en piezas anteriores al presentar éstas gran desgaste. A petición del paciente se mantuvieron espacios (diastemas) entre las piezas dentales por ser “mi característica personal”.

CONSEJO: los provisorios utilizados durante el tratamiento con prótesis fija son coronas de acrílico que se utilizan entre una sesión y otra con un objetivo principalmente estético, pues el paciente no querrá “andar con el espacio vacío”. En cada sesión debe ser retirado para avanzar en el tratamiento, por lo tanto no puede cementarse muy firmemente, de lo contrario cuesta demasiado retirarlo. En lo posible no debe masticar con un provisorio, pues se puede desalojar y además podría dañar la raíz cuando está anclado a ella. Además es posible que se desaloje, especialmente cuando el paciente no mantiene continuidad con el tratamiento. Si se desalojara debe guardarlo y llamar a la clínica inmediatamente

REHABILITACION CON CORONA CERÁMICA, RESTAURACION CON RESINA Y BLANQUEAMIENTO DENTAL.

CONSEJO: Es muy esperable que los primeros días de uso de una prótesis removible nueva sienta molestias, dolor e incluso la aparición de heridas. No se desespere. En los controles siguientes se irá aliviando, incluso hay incomodidades que se solucionan sin siquiera tener que hacer algo.


RADIOGRAFÍAS GRATUITAS

Muy necesarias en la mayoría de los casos para llegar a un certero diagnóstico y establecer un adecuado plan de tratamiento. Este servicio es fundamental para apoyar el diagnóstico efectuado por cada odontólogo, servicio que usted dispone en Santa Antonia. Cuando la situación del paciente lo requiere, se solicitan exámenes imagenológicos a un centro especializado en radiología. Los exámenes imagenológicos más utilizados en Santa Antonia son:


RADIOGRAFÍA PERIAPICAL: PLACA QUE MUESTRA LA PIEZA DENTAL COMPLETA, CON GRAN DETALLE DE ESTRUCTURAS VECINAS.

RADIOGRAFÍA BITEWING: si bien tiene ciertas limitaciones, permite en una placa ver la corona de piezas superiores e inferiores, se indica principalmente para observar zona proximal de la pieza dental (donde contactan dos piezas). Muy necesaria cuando el paciente comenta que desea “tratar todas las caries” o ver el estado de sus obturaciones.


RADIOGRAFÍA PANORÁMICA U ORTOPANTOMOGRAFÍA(OPG):

Permite un análisis global de piezas dentales y huesos maxilares para planificación de tratamiento. No permiten visualizar con gran detalle caries incipientes o el estado periodontal.

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA (SCANNER)

Herramienta de gran ayuda en la planificación de implantes dentales, la cual permite la obtención de imágenes de diferentes cortes, lo que facilita saber con gran precisión la disponibilidad (cantidad) y densidad ósea (calidad), además de las estructuras relacionadas al sitio del implante.

LIMPIEZA CON HILO/SEDA DENTAL

Se recomienda también limpiar los espacios interdentarios con hilo/seda dental , al menos una vez al día antes de ir a dormir y siempre antes del último cepillado del día, usando una parte distinta de la seda para cada espacio. En los casos en que tenga dificultad para introducir la seda entre las piezas dentales, consulte con su odontólogo.

Facilita la inserción bajo puentes, ortodoncias y férulas (link a ferulización). Los tres componentes, el extremo rígido, la porción esponjosa y la sección de seda standard, actúan conjuntamente para conseguir los máximos beneficios.

 

EL ENJUAGUE

Tras pasar el cepillo y la seda, puede ser conveniente usar un enjuague bucal, especialmente en caso de gingivitis o periodontitis. Los colutorios con clorhexidina parecen poseer una importante actividad antibacteriana.

Tampoco se recomienda abusar del colutorio, es decir, no sirve absolutamente de nada usar colutorio si no hubo previamente una correcta higiene mecánica con cepillo y seda dental.

Además los colutorios eliminan todas las bacterias de la boca, tanto las dañinas como las beneficiosas que defienden, por lo que dejan vulnerable la boca durante cierto tiempo.

Siempre fijarse que los colutorios no contengan alcohol, ya que se ha demostrado que el abuso de dichos productos inciden en una mayor probabilidad de padecer cáncer bucal.

Técnica correcta de cepillado dental. (VER VIDEO)

1.-
Coloque las cerdas sobre la encía con un ángulo de 45 grados. Las cerdas deben estar en contacto con la superficie dental y la encía.

2.-
Cepille suavemente la superficie dental externa de 2 ó 3 dientes con un movimiento de barrido desde la encía hacia la zona de la pieza que muerde los alimentos. Mueva el cepillo al próximo grupo de 2 o 3 dientes y repita la operación.

3.-
Mantenga un ángulo de 45 grados con las cerdas en contacto con superficie dental y la encía sobre la superficie interna (cara de la pieza que mira al paladar o la lengua). Cepille suavemente usando un movimiento de barrido desde la encía hacia la zona de la pieza que muerde los alimentos.

4.-
Posicione el cepillo verticalmente detrás de los dientes frontales. Haga varios movimientos de barrido desde la encía hacia el borde cortante de la piezas dentales.

5.-
Ponga el cepillo sobre la superficie masticadora y haga un movimiento suave de adelante hacía atrás.

6.-
No olvide cepillar también su lengua de adelante hacía atrás para eliminar las bacterias causantes del mal aliento.

El cambio de cepillo dental debe de hacerse cada tres meses aproximadamente. Una manera muy práctica de saber cuando cambiarlo es mirando su cepillo por atrás y si puede ver los filamentos es porque debe cambiarlo. Si el cepillo dura poco tiempo, por ejemplo un mes, es porque está realizando una fuerza exagerada y eso trae malas consecuencias.